domingo, 18 de marzo de 2012

Miedo, una condena de vida

¿Qué es el miedo? quiero comenzar con esta interrogante que siempre a invadido mi existencia, desde que tengo memoria he sentido miedo a una y mil cosas, pero nunca he sabido su verdadero significado de aquella palabra.
Según el diccionario de la real lengua española miedo significa: es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento habitualmente desagradable. Eso dice el diccionario mil veces lo e leído pero jamás lo he entendido.
Desde que era una niña tenia miedo de abrir mis ojos y encontrarme con mi padre quien abusaba de mi, golpeaba mi cuerpo y me sometía a tratos que nunca podre olvidar, miedo de ver su rostro, de sentir su cuerpo sobre el mio, de solo escuchar su voz, recuerdo tan vivamente como mi cuerpo tiritaba por aquel sentimiento que me invadía, tiritaba al ver a mi madre tendida en el sofá de la sala completamente drogada, ella jamás hizo nada para que ese miedo se fuera.
Cuando ya pude ir a la escuela tenia miedos de mis compañeros, quienes se reían de mi por mi figura débil y andrajosa, temerosa a cada movimiento y ruido, era como estar en casa ese sentimiento no me abandonaba, recuerdo cada palabra, cada risa de esos compañero pero no recuerdo sus nombre, pero lo que si recuerdo el día en que una profesora cuando yo ya tenia trece años me tomo del brazo al verme llorar en los pasillos y noto las heridas que en mi cuerpo se escondían, recuerdo el miedo que sentí al ver esa expresión en su rostro y al tener que darle las explicaciones que me pedía, el miedo que sentí cuando la vi llorar en cada palabras que yo decía, después el miedo de todas las personas extrañas que comenzaron a rodearme a preguntarme tanta cosas, fueron a mi casa y se llevaron a mis padres y a mi me dejaron en ese nuevo lugar tenia miedo de todo aquello, miedo de levantar la vista, miedo de encontrarme con alguien, miedo de hablar, miedo de salir, miedo de seguir viviendo, miedo a ser yo, ser yo quien era yo hasta ese momento, a que venia a este mundo, porque este miedo, pensaba y mucho más al estar sentada en el suelo en un rincón de la habitación días y noches enteras, sin responder a nadie, reaccionar a nada.
Pero fue cuando el se me aproximo, en un momento no lo vi, después no le tome importancias a sus palabras, pero se sentó a mi lado y así continuo días enteros hablándome, sonriéndome, trayéndome cosas para sentirme bien, pero yo le tenia miedo a el o mejor dicho tenia miedo que mi desgraciada presencia le hicieran daño.
Pero el fue de apoco ganándome, hasta que ya no pude soportarlo y comencé hablarle y lentamente comencé a sentir calidez, luz de mi existencia, aquel chico lograba tranquilizar los temblores de mi cuerpo, lograba hacerme sentir segura y el mismo me lo dijo, me dijo que el me protegería que ya no temiera.
Desde ese día lo ame y lo amo, porque el es mi fuerza, el fue el que logro trasformar el miedo de mi existencia en el motor de mi vida, no lo niego que siempre vivo que miedo pero aprendí a usarlo a mi favor y ahora a pesar de todo las desgracias que se me vengan, usare este maldito sentimiento para cuidar al ser que realmente amo.

1 comentario:

No olviden dejar su opinión, las agradezco todas :>