lunes, 12 de enero de 2015

Simplemente una historia (parte 9)

Entre al gran edificio y corrí por los pasillo buscándola, en estos momentos estaba feliz de poder atravesar todo lo que se pusiera delante mio, gente y muralla, busque por todas las habitaciones, hasta que llegue a la ala de cuidado intensivos, ahí en una habitación solitaria la encontré, encontré a Noemí conectada a muchos aparatos, parecía que dormía en un sueño profundo, me acerque a ella y le tome la mano. Si la llamada que había recibido había sido desde el hospital, diciendo que ella estaba aquí y por lo visto la abuela de ella no le había importada nada, como a mi tampoco me había importado ella, yo había sido designado a cuidarla a protegerla y como un idiota egoísta me había comportado, pensando que bien podía estar sin mi, había visto la soledad de Noemí y aun así pensé que se la arreglaría sola, solo porque estaba empecinado en volver a lo que jamas regresaría.
-Te dije que todo tiene una consecuencia en esta vida, dijo una voz familiar a mi espalda.
-Tú pudiste prever esto, haberlo evitado, dije sin mirarlo.
-No era yo su guardián, contesto Rafael, me di vuelta para golpearlo, pero me detuve a ver que había otra persona parado a su lado, un hombre joven vestido completamente de negro, me miraba fijamente, percibí una leve sonrisa en el momento que comenzó a caminar en mi dirección, algo en mi me digo que no tenia que dejarlo llegar a ella y le bloque la pasada.
-No te le acercaras, amenace y el hombre se detuvo.
-Me dirás ahora que la protegerás de un inmortal si no fuiste capaz de protegerla de los mortales, por ti ella a salido del curso de su destino, dijo el sujeto de negro.
-¿Qué quieres con ella?, pregunte pero él no me respondió, volvió a intentar a cercarse a ella, lo quise detener pero me golpeo, sacándome del camino, lo vi acercarse a Noemí y tomar una luz desde su pecho en el mismo momento en que todas las maquinas comenzaron a sonar, los médicos y enfermeras entraron corriendo y gritando,  mientras ese sujeto se mantenía al lado de ella con esa luz en su mano, Rafael se acerco a mi para ayudarme a levantar, realmente no sabia que estaba pasando, que sucedía, mire a Rafael completamente confundido y susurre un lo siento.
-Él es Azrael, el ángel de la muerte, dijo Rafael mirando al sujeto en el mismo momento que el extendía sus alas negras como la noche.
Me quede helado al saber quien era, mis ojos se desorbitaron aunque seguían clavado en Azrael y en la luz que sostenía, la que debía ser el alma de Noemí, no le podían hacer esto a ella, no, no por mi culpa.
Bueno se que me he tardado un poco en este nuevo fragmento, pero espero que le haya gustado, pronto traeré el siguiente y si te has perdido alguno aquí abajo te lo dejo, ademas de dejar mi pagina en face, vamos dele una manito, una linda noche para todos
Fragmento 1

2 comentarios:

  1. Muy buena continuación inori sam me ha gustado mucho y bueno no me lo esperaba.
    Te mando un abrazo enorme :3

    ResponderEliminar

No olviden dejar su opinión, las agradezco todas :>